Select Page

Nuestro compromiso con los contratos de formación y en la modalidad de teleformación nos lleva a la convicción de que su éxito pasa por desarrollar la figura del tutor de empresa. Siendo una pieza clave en la formación del trabajador, y cuya predisposición puede ser de gran ayuda para que el trabajador en formación esté motivado y adquiera los conocimientos prácticos con su contrato.

El tutor de empresa es la persona encargada de acoger al trabajador en la empresa, y es por ello el principal responsable de que ésta sea un verdadero triunfo tanto para su formación.

¿Qué características debe tener el tutor de empresa o centro de trabajo?

Este tutor, deberá estar en su mismo centro de trabajo, y su jornada deberá coincidir mayoritariamente con la del trabajador que tutoriza.

Podrá ser el autónomo, el administrador de la empresa o una persona designada por éste, siempre y cuando cuente con la cualificación adecuada. Es decir, tenga la experiencia en el puesto de trabajo que va a desempeñar el trabajador o formación que permitan guiarle durante el periodo de vigencia del contrato de formación. Las funciones del tutor de empresa, cuando tutoriza a un trabajador con un contrato de formación, se establecen en el artículo 20 del Real Decreto 1529/2012, y posteriormente fueron desarrolladas en el artículo 12 de la Orden ESS/2518/2013, de 26 de diciembre, tras la Orden ESS/41/2015, de 12 de enero.

¿Cuáles son las funciones del tutor de la empresa?

 Os las detallamos a continuación:

-Permanecer en continua comunicación con el tutor del centro de formación.

-Coordinar la actividad laboral con la formativa: elaborando un programa de formación conjunto con el centro de formación, donde se determinarán los resultados del aprendizaje a adquirir por el alumno.

-Asesorar al trabajador en formación sobre los protocolos de seguridad y prevención de riesgos laborales, velando su cumplimiento.

-Elaborar, al finalizar la actividad laboral del trabajador, un informe sobre el desempeño del puesto de trabajo y los resultados de aprendizaje alcanzados en la empresa.

Como podemos ver, con el contrato de formación y aprendizaje, el tutor pasa de ser un actor protagonista del sistema.

¿No vale la pena apostar por ellos?

Te informamos de todo personalmente. Escríbenos.

Uno de nuestros expertos en Contratos de Formación se pondrá contigo lo antes posible, aibecontratos@aibegroup.com

Loading...