La normativa relativa al tratamiento de datos resultantes de la actual situación derivada de la extensión del virus COVID-19, se aplica en su integridad a la situación actual, dado que no existe razón alguna que determine la suspensión de derechos fundamentales, ni dicha medida ha sido adoptada.

El Considerando (46) del RGPD ya reconoce que en situaciones excepcionales, como una epidemia, la base jurídica de los tratamientos puede ser múltiple, basada tanto en el interés público, como en el interés vital del interesado u otra persona física.

(46) El tratamiento de datos personales también debe considerarse lícito cuando sea necesario para proteger un interés esencial para la vida del interesado o la de otra persona física. En principio, los datos personales únicamente deben tratarse sobre la base del interés vital de otra persona física cuando el tratamiento no pueda basarse manifiestamente en una base jurídica diferente. Ciertos tipos de tratamiento pueden responder tanto a motivos importantes de interés público como a los intereses vitales del interesado, como por ejemplo cuando el tratamiento es necesario para fines humanitarios, incluido el control de epidemias y su propagación, o en situaciones de emergencia humanitaria, sobre todo en caso de catástrofes naturales o de origen humano.

Teniendo en cuenta el art. 1de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, el tratamiento de datos personales, la salvaguardia de intereses esenciales en el ámbito de la salud pública corresponde a las distintas autoridades sanitarias de las diferentes administraciones públicas, quienes podrán adoptar las medidas necesarias para salvaguardar dichos intereses esenciales públicos sin autorización previa  en situaciones de emergencia sanitaria de salud pública.

el Considerando (54) RGPD es claro, cuando establece que:

El tratamiento de categorías especiales de datos personales, sin el consentimiento del interesado, puede ser necesario por razones de interés público en el ámbito de la salud pública. Ese tratamiento debe estar sujeto a medidas adecuadas y específicas a fin de proteger los derechos y libertades de las personas físicas. […] Este tratamiento de datos relativos a la salud por razones de interés público no debe dar lugar a que terceros, como empresarios, compañías de seguros o entidades bancarias, traten los datos personales con otros fines.

¿Como actuar para prevenir riesgos laborales sin incumplir con el RGPD?

En ámbitos de trabajo y empresa, es necesario prestar atención a diferentes aspectos que aseguren la prevención de riesgos laborales. Un trabajador tiene que poder asegurar su seguridad y salud dentro de su puesto de trabajo, así como la del resto de trabajadores a los que pudiesen afectar sus actos. En el caso de percibir algún riesgo, debe informar de ello inmediatamente a su responsable directo, para que puedan tomarse medidas preventivas. La normativa permite al responsable/es de una empresa, tratar datos que permitan asegurar que se van a establecer las medidas oportunas en materia de salud y seguridad. Como por ejemplo, tomar la temperatura al trabajador.

No hay que olvidar que los datos tratados tiene que ser los mínimos exigidos para esa finalidad, para asegurar la protección de todo el personal o para facilitar el trabajo a las autoridades sanitarias.

 

 

Loading...